Por suerte la música aún tiene misterios. Puede que youtube contenga la explicación de cada riff que alguna vez Hendrix usó; puede que conozcamos el quejido de cada pedal, amplificador y guitarra que ha usado Kevin Shields a lo largo de su carrera; incluso existen blogs que desgranan con maestría el contenido grabado en cada una de las 16 pistas que usaron Pink Floyd en el Dark Side Of The Moon, pero toda la información del mundo no es capaz de explicar qué mecanismo consigue poner de acuerdo a tanta gente sobre la calidad de ciertos músicos y sus obras.

Los más cínicos creerán que es todo una cuestión de publicidad y relaciones públicas, pero lo cierto es que, aún en 2014 es complicado encontrar una fórmula (publicitaria o musical) que garantice la más mínima repercusión. Mucho menos en una era en que las dos personas con el gusto más parejo no suelen compartir más que un puñado de bandas favoritas.

Puede que la música que escuchamos nos defina de alguna manera, pero cada vez somos más difíciles de definir y más distintos unos de otros. Por eso, que Órbita haya puesto de acuerdo a gente con perspectivas musicales tan distintas sigue siendo para mí un enigma. Con la diferencia de que habitualmente este tipo de misterios se producen a miles de kilómetros y a menudo esas leyendas solo se forjan a través de los años.

Pero no perdamos la compostura, Órbita no tiene (de momento) nada de legendaria panacea ni probablemente merezca figurar instantáneamente entre lo más cantado del país (entre otras cosas porque a pesar de la veteranía de sus componentes, la banda lleva a penas un par de años en funcionamiento) pero de alguna manera su zumbido antigravitacional ha conseguido establecer contacto “un” público, y parte de esa masa amorfa de gente a menudo etiquetada como “ganado” está inevitablemente llena de músicos y aficionados con el gusto musical más desarrollado de la historia; por eso no deja de ser admirable que este EP de presentación haya calado tan hondo.

Solo queda ya, después de esta primera y prometedora cápsula, ver qué sonidos nos esperan en el próximo paseo espacial que nos está preparando ya la banda.

BANDCAMP
FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.