Podría decirse que el post-punk ha pasado de sonar moderno a quedarse congelado en el tiempo, al fin y al cabo lleva cultivándose en todo el mundo desde hace más de tres décadas y ha dado frutos amargos y sabrosos a partes iguales en prácticamente todas partes.

Es una pena que por aquí cerca, salvo que alguno argumente temerariamente que la “Movida Madrileña” tuvo algo que ver con Joy Division o los primeros The Cure, andamos un tanto escasos de propuestas en general y prácticamente huérfanos de propuestas de calidad. Mucho más si tenemos en cuenta que las que hubo se extinguieron hace tiempo.

En ese sentido Antiguo Régimen han sabido aprovechar el revival ochentero que estamos viviendo para desempolvar los sintetizadores y pedales de delay y se han currado un puñado de canciones capaces de hacer vibrar a quienes no bailan fácilmente con los ritmos resudados de la radio comercial.

Si han conseguido su objetivo es una cuestión que tiene que decidir cada uno. Como decía, las reglas del género parecen resistirse tanto a evolucionar que están empezando a estrecharse, por lo que habrá expertos y quisquillosos capaces de encontrarle pegas a quienes no se ajustan exactamente a lo que ellos consideren que son los cánones de una música que en su día pretendía abrazar nuevas libertades musicales.

BANDCAMP
FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.