The Room; una habitación, una batería, una guitarra, un amplificador y un par de pedales de efecto; Jaime Peña y Adrián Alcorta, un sonido, y uno de esos proyectos que arrojan luz y frescura a una escena musical acomplejada y no demasiado fértil.

Nacieron en paralelo a La Tumba de Nicolas Cage, y tras su disolución volcaron todas sus energías en este nuevo proyecto. A medio camino entre el math rock, el post rock, entre el sonido de los ya -desgraciadamente- desaparecidos A Room With A View y los japoneses -aún en acitvo- Toe. The Room son un dúo instrumental que procesa una mezcla musical difícilmente describible con tintes rock y jazz, que no entiende de voces ni de letras, sólo de melodías. Puede que unos pocos se muestren reticentes a éste hecho, pero la música no son las letras; son las sensaciones. The Room saben llegar a quién les escucha y saben poner los pelos de punta.

Hablando de luz, nos deslumbraron con unos vídeos grabados en su local de ensayo antes de finales del año pasado, que mostraban los temas tal y como eran. Y es que da lo mismo escucharles en directo, en disco o en un vídeo grabado en un local de ensayo. The Room suenan siempre a lo que de verdad son; a sinceridad. “Tomás”, su primer trabajo, suena a éso.

BANDCAMP
FACEBOOK

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.